Light Environment Control

Languages: ES | EN | FR

Light Environment Control

Calculadora Eficiente Soluciones Productos Compromiso Calidad

Sala de prensa > Noticias


Buscador

Comunicación

Nueva luz para la Macarena

NUEVA LUZ PARA LA MACARENA

 

A lo largo de éste último año, la Hermandad de la Macarena ha ido acometiendo importantes obras de mejora y rehabilitación de la Basílica con objeto de acondicionar y poner en valor la que es casa de la Virgen Esperanza Macarena, coincidiendo además con el 50 aniversario de su consagración.

Destaca la nueva iluminación artística-sostenible del interior del templo y del camarín de la Virgen, diseñada e instalada por la empresa andaluza LEC. Una nueva luz para este espacio de culto mediante luminarias LED que permiten reducir el consumo dada la elevada eficiencia luminosa, favorecen la conservación de las imágenes y pinturas mediante la eliminación de radiación ultravioleta e infrarrojos y realzan la policromía de los tejidos y de las pinturas murales gracias a su elevado índice de reproducción cromática. Además de ello, la larga vida útil de esta tecnología hace que el mantenimiento de las nuevas luminarias sea prácticamente nulo.

Mediante el uso de los últimos avances tecnológicos se realizó un completo estudio lumínico del camarín, nave, capillas y altar mayor, simulando los efectos que producían los distintos juegos de luces hasta conseguir el resultado más óptimo considerando la importancia que tiene la iluminación en este enclave único.

Iluminación de la Nave

La planta de la Basílica consta de una única nave con cuatro capillas laterales bajo una bóveda de cañón y un gran arco toral que da paso al presbiterio y al  retablo mayor con la Santísima Virgen de la Esperanza Macarena.

Se proyecta una iluminación indirecta en el espacio central a través de luminarias lineales  ocultas en la cornisa superior que iluminan, con una luz suave y neutra, la bóveda y las pinturas del artista sevillano Rafael Rodríguez Hernández. De esta forma se consigue crear una mayor sensación de amplitud a la vez que permite apreciar la belleza de los frescosrecientemente restaurados. Se mantienen los tres encendidos para atender las necesidades de uso según sea acto ordinario o litúrgico de mayor importancia, y como novedad, se introduce una línea de luz que baña la magnífica balaustrada del coro procedente del antiguo paso de Cristo, con objeto de resaltar la policromía y talla.  

Iluminación de capillas laterales

Para la iluminación de las capillas, se utiliza el mismo sistema que en la nave, luminarias lineales ocultas en las cornisas laterales, bañando con luz neutra las pequeñas bóvedas que las forman.  Sobre estas mismas cornisas se localizan cuatro focos, dos de óptica intensiva que emite una luz concentrada y acentúa las imágenes, y dos de óptica extensiva y con haces cruzados que matizan las sombras e iluminan suavemente los retabloscon una temperatura de color cálida.  La iluminación se completa con dos luminarias lineales tras las imágenes de Ntra. Señora del Rosario y Ntro. Señor de la Sentencia para resaltar sus volúmenes y dar una mayor profundidad al altar.

 

                                               

 

Iluminación Altar mayor

La iluminación del Altar Mayor presenta dos partes claramente diferenciadas, por un lado el presbiterio y altar, y por otro el retablo mayor donde se encuentran el Sagrario  y la Virgen de la Esperanza Macarena en su camarín. En la primera se proyecta una iluminación cenital con distintos niveles de encendidos mediante focos led ocultos en la cornisa superior que, además de evitar posibles deslumbramientos en la mesa del altar, permiten obtener los luxes adecuados para poder celebrar  distintos tipos de actos litúrgico sin necesidad de iluminación adicional. 

Respecto a la iluminación del Retablo Mayor, es aquí donde más se innova. Con carácter previo a la actuación, estaba iluminado por dieciocho proyectores de carril con lámparas de vapor de sodio de 100W y temperatura de color principalmente ámbar, originando una luz tenue, de reducida reproducción cromática, plana y muy centrada en la imagen de la Virgen. 

Se propone iluminar de forma descendente este retablo neobarroco, buscando una mayor naturalidad en las imágenes y recuperar simultáneamente la luz en el cuerpo superior donde se representa la Asunción de María a los cielos. Para ello, se instalan seis luminarias de 30W de potencia de tonalidad blanco-cálido en la clave del arco toral, incidiendo en las superficies con la inclinación necesaria para marcar los relieves, realzar la policromía y evitar el brillo de los dorados. En la parte central, presidiendo el retablo mayor a través de una embocadura de plata, se encuentra la Virgen Esperanza Macarena en su Camarín. La iluminación  se realiza mediante cuatro luminarias de 30W, tonalidad cálida y óptica intensiva, para acentuar la imagen, y dos luminarias de misma potencia y ópticas más extensivas para la embocadura. Éstas últimas fueron diseñadas específicamentepara este proyecto al ser regulables en temperatura de color, lo que va a permitir jugar con la emisión de una luz más fría o más cálida según el escenario y configuración de altar que se quiera crear. Para unificar la luminosidad entorno al marco de la Virgen, se instalan cuatro luminarias de 30W de potencia que combinan temperatura de color cálida y rosada e  ilumina mediante una luz suave os laterales de la embocadura del camarín. 

 

                                                                     

 

Camarín

El proyecto lo completa la iluminación del Camarín de la Virgen Esperanza Macarena donde se sustituyen las lamparas convencionales localizadas en el intradós del arco por tiras rígidas de LED, bañando de manera continua la distintas escenas marianas, obra de Fernando Marmolejo. A destacar la recuperación de la iluminación en la cúpula de cristal mediante un sistema de luminarias lineales localizadas en torno a la misma, iluminando desde el exterior con una luz cenital el interior del Camarín. 

En total, 56 focos LED de diversas potencias, ópticas y temperaturas de color y 220 metros de luminarias lineales dan una nueva luz y color a la Basílica de la Esperanza Macarena.